jueves, 19 de abril de 2007

Entrevista a Mauricio Cabello







Entrevista
Mauricio Cabello: la vuelta de un luchador

Luego de sufrir una descarga eléctrica y tres años de rehabilitación, el luchador grecorromano volvió con toda la fuerza a entrenarse en las nuevas instalaciones del CENARD.

Mauricio Cabello tiene 27 años y una familia conformada por su señora y una hija de seis meses. Lamentablemente se define como el luchador (número uno en ese momento) que se electrocutó en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo Nacional (CENARD) el 5 de febrero de 2004. Cabello fue sub-campéon sudamericano en varias ocasiones y a nivel internacional obtuvo un primer puesto en la copa Pat Chaw en Guatemala y cuarto en el Campeonato Panamericano (clasificatorio para Santo Domingo).
Como consecuencia de la descarga eléctrica (toma corriente con los cables pelados) que recibió en el gimnasio “J” del CENARD, el luchador grecorromano tuvo una hemiparexia en el lado izquierdo (un grado menor a la hemiplejia). Comentó que el accidente que sufrió “fue por negligencia y falta de control por parte de las autoridades de ese momento, que estaban encabezadas por el entonces secretario de Deportes de la Nación Roberto Perfumo”. La causa quedó archivada, junto con una demanda penal, y nadie se hizo cargo, por más de que ahora reciba una beca de 800 pesos por parte de la Secretaría. La rehabilitación fue lo que más le costó superar, pero tenía una motivación interna: el autoconvencimiento de que podía reinsertarse en el deporte. Sufrió y sintió muy de cerca la discriminación en la calle y en la sociedad entera. Pero también es el mayor logro de su vida, se siente orgulloso de eso y no se cansa de asegurar que volverá a ser el número uno.
Sentir la discriminación en la calle y la sociedad le hizo cambiar su vida completamente; creció internamente y se fortaleció aún más. “Después del accidente estuve dos años caminando con una dificultad notoria, a simple vista. Es muy difícil de explicarlo porque me pasó a mi y todo lo que viví está en mi cabeza y cada día me acuesto pensando en cómo estuve”, describió el deportista. Ahora su principal objetivo es volver a ranquearse internacionalmente y estar en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, Brasil (julio de 2007). Asegura que está en perfectas condiciones de alcanzar eso y mucho más.
En este último tiempo tuvo una propuesta para representar a un país de Latinoamérica con un muy buen sueldo que, en Argentina, según Cabello, “ni teniendo 15 sponsors” se consigue. Sin embargo, en ningún momento se resignó a decir que era argentino y que por su país da todo. Una de sus mayores anécdotas fue en una competencia que salió campeón: “Lloré y lloré como un chico, porque me pusieron el himno e izaron la bandera argentina. Eso no se paga con nada del mundo”, contó emocionado. El luchador rechazó en el instante la propuesta y siempre apostará por deporte amateur argentino.
De hecho el primer día que volvió a entrenarse, sabiendo que los medios irían, fue con una remera que dice “BUSCO SPONSOR” con su número de teléfono celular y hasta el día de hoy no lo llamó nadie. Sin embargo, Mauricio Cabello deja todo lo que tiene por su país, por su deporte, y lo seguirá haciendo con o sin apoyo. Porque lo hace “de corazón” y porque es su “filosofía de vida”.
Cuando se le preguntó por qué un número uno del deporte argentino no consigue los instrumentos básicos para competir, el luchador grecorromano sintetizó que “haría falta una política deportiva”, como hay en otros países del mundo. Opinó que no hace falta ser muy estratega; “sólo hace falta voluntad”, aseguró con optimismo. El incansable deportista amateur sintetizó que esta problemática pasa por un problema cultural argentino por otorgarles mayor lugar a los “deportes marketineros” como el tennis, fútbol, basket, por nombrar algunos. Sin embargo, parece resignado y deja una pregunta: “¿Cómo no va a haber gente que quiera apoyar al deporte?”.









Busco sponsor
“Busco sponsor y dejo mi celular (155-174-1703) para que me ayuden a hacer esta cadena. No me gustaría salir en los medios pidiendo. Simplemente creo que me lo merezco y pido que apoyen un deportista que va a dar mucho que hablar en este año y que se van a ver retribuidos con que yo salga con una remera de alguna empresa que quiera apoyarme”, concluyó Mauricio Cabello, un ejemplo de perseverancia y pasión por sus convicciones.

1 comentario:

Mauro dijo...

vamos magui!, quiero mas notas.
Besote!